Menú
Club Esencia Tienda

Terruño Matarromera

Terruño

El Valle del Duero

En el término municipal de Valbuena de Duero, en Valladolid.

La zona de la Ribera del Duero se halla formada por un zócalo antiguo arrasado recubierto en la mayor parte de la cuenca por sedimentos terciarios y cuaternarios. Estos sedimentos son, sobre todo, arenas limosas o arcillosas que alternan con capas calizas y de margas, además de concreciones calcáreas. Estos sedimentos se depositaron durante el Mioceno -hace unos diez millones de años- en ríos y lagos. Los fondos del valle están ocupados, a su vez, por sedimentos muy recientes: gravas y arenas, principalmente, que se disponen formando terrazas o extensas llanuras de inundación a los lados de los cauces de estiaje.

En la región predomina la variedad de la uva Tempranillo, perfecta, además de la privilegiada orografía, para el clima continental de la zona, con inviernos fríos y veranos calurosos.

Los tipos de cultivo de la vid en Matarromera se hacen mediante espaldera y vaso. Aparte de Tempranillo, se cultiva también Cabernet Sauvignon, Merlot y Albillo.

El trabajo en el viñedo abarca muchas tareas durante todo el año. El aclareo de racimos, despuntes, labores en verde y tratamientos preventivos, son sólo algunas de ellas. Pero las dos labores de campo imprescindibles son la poda en seco y la vendimia.

La vendimia es uno de los momentos más importantes en la elaboración de los vinos de Bodega Matarromera. Se realizan visitas a las parcelas previamente a la elección de la fecha de la vendimia, momento clave que se realiza en base a varios parámetros según el estado de la uva.

La uva Tempranillo de Olivares y Valbuena, en plena Milla de Oro de la Ribera del Duero exige grandes dosis de cuidado y trabajo diario. Por eso la vendimia se realiza de manera manual, con doble selección de racimos y posteriormente, en otra mesa de selección grano a grano.

Las uvas son siempre recolectadas en cajas de vendimia apilables con topes, de no más de 20 kg, para una uva única capaz de elaborar vinos que nacen con el objetivo de convertirse en leyenda.

Todo el esfuerzo y el duro trabajo de la vendimia tiene su recompensa: recoger una buena añada que será digna de crear los grandes vinos de Bodega Matarromera.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al pulsar el botón aceptar das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Aceptar todasSolo necesarias