La bodega recibirá el certificado AENOR por ser la primera empresa que calcula la huella de carbono emitido a la atmósfera durante la elaboración de sus vinos.