Vinos tradicionales

La apuesta de Matarromera por los vinos de calidad surge desde el propio viñedo. Gracias a la labor iniciada por los antepasados de Carlos Moro, el mimo y el cuidado de la viña han sido una constante en todos y cada uno de los vinos que la empresa elabora y comercializa.

Matarromera es, a día de hoy, una de las empresas bodegueras con mayor superficie de viñedo propio de toda Castilla y León. En Ribera del Duero cabe destacar el Pago de las solanas, Valdebaniego o El Horno entre otras fincas, de donde se obtienen inmejorables uvas para la elaboración de vinos de alta gama.

El principal objetivo es elaborar el mejor vino

También cabe destacar el pago prefiloxérico de Las Costanas en Cigales o el Pago de la Calera en la Denominación de Origen Toro. El viñedo borgoñón de Villalba de Adaja, representa a su vez el más claro ejemplo de apuesta por el viñedo en la Denominación de Origen Rueda, con más de 180 hectáreas dedicadas al cultivo de uva de las variedades Verdejo, Chardonnay y Gewürztraminer.

A pesar de su diversificación, Bodegas Familiares Matarromera nunca pierde de vista cual es su principal objetivo: la elaboración del mejor vino. Desde el más joven al mejor de los reservas, la labor desempeñada en cualquiera de sus bodegas tiene como finalidad, la elaboración de vinos de máxima calidad.

Cuidamos estrictamente nuestra materia prima para conseguir el equilibrio necesario

Para ello, en Matarromera, gracias a su dilatada experiencia, se cuidan ciertos aspectos que son muy importantes y que siempre tienen que estar presentes en nuestro trabajo en bodega. La uva, como principal materia prima, recibe un control estricto sin interferir en su maduración y enervación natural, pero siempre sin perderla de vista, lo que permitirá desarrollar las potencialidades de nuestro producto. Ese control reduce el riesgo y asegura gracias a los mejores enólogos, el equilibrio necesario entre todos los componentes que debe tener el mejor vino.

El éxito radica en la búsqueda de la excelencia

La coherencia comercial, también es base firme de Matarromera. No siempre producir mucho es sinónimo de éxito, sino producir la cantidad de producto que en ningún momento disminuya el objetivo de excelencia y distinción, es decir, que no reduzca la calidad. Y por supuesto, siempre hay que pensar en el consumidor final. Por ello, se desarrollan proyectos pensados únicamente para el principal protagonista de nuestra actividad. Todos estos valores, giran siempre en torno al mismo eje: el vino.

Debes tener 18 años para entrar

Verifica la edad

- -